declaracion de la renta conjunta o individual

Declaración conjunta o individual en la declaración de la renta 2020 IRPF 2019

Comienza la campaña de la declaración de la renta 2020 y si estás casado tienes que tener en cuenta si te conviene presentar la declaración conjunta o la declaración individual, esto depende de las deducciones o desgravaciones que puedas aplicar.

En Economía de Ahorro te comentamos las opciones para hacer una declaración conjunta o una declaración individual.

Declaración conjunta o individual

Cuando haces la declaración de la renta por Internet o de forma presencial, tienes que indicar cuál es la unidad familiar que presentas en la declaración, esto quiere decir que puedes señalar que la haces de manera individual, o si estás casado, puedes hacer una declaración conjunta.

De manera, que dentro de la misma unidad familiar puedes elegir declarar todos los ingresos que habéis tenido juntos (declaración conjunta) o que cada miembro de la familia lo haga por separado (declaración individual).

¿Qué es mejor una declaración conjunta o una declaración individual?

Tienes que pensar si presentas una declaración individual o conjunta y no sabes cuál es la mejor opción, desde Economía de Ahorro te aconsejamos que pienses algo sencillo, cuanto más dinero ganas, más tienes que declarar y por lo tanto más te saldrá a pagar.

Por ello, la primera opción de declarar de manera individual siempre es mejor siempre que los miembros de la familia tengan su trabajo e ingresos, pero si te encuentras en una situación en la que tu pareja o tu ganáis mucho menos dinero que el otro, es una buena idea una declaración conjunta.

Tienes que tener en cuenta también que la declaración conjunta se realiza cuando es una familia monoparental, formadas por un progenitor (soltero, viudo, divorciado o separado legalmente) y sus hijos no reciban rentas sujetas al impuesto.

También es una buena idea hacer la declaración conjunta cuando el cónyuge está parado o  no tiene ingresos. Es importante saber quiénes deben hacer la declaración de la renta.

Beneficios de hacer una declaración conjunta

Si tu situación es la que una de las partes gana más dinero que la otra, te va a interesar hacer una declaración conjunta, además podrás beneficiarte de una reducción de la base imponible que se encuentra entre los 2.150 euros hasta los 3.400 euros.

Pero si tienes una hipoteca el límite máximo es de 9.015€ dando igual que un cónyuge tenga más o menos participación en la propiedad de la vivienda.

Beneficios de hacer una declaración individual

Cuando presentas una declaración individual y tienes una hipoteca, te conviene presentarla cuanto más elevado sea el importe mensual de la hipoteca, ya que cada cónyuge (por separado) tendrá para deducirse hasta 9.015€.

Aunque el mejor consejo que te podemos dar es que hagas una simulación de las dos declaraciones, una conjunta y otra individual, de esta manera verás cuál de las dos es más beneficiosa para ti. Pero antes es necesario que sepas el calendario de la declaración de la renta para que no se te pase la fecha.

Características generales de la tributación conjunta

La Agencia Tributaria informa sobre el régimen de tributación conjunta y tienes las siguientes características generales:

Para saber si es obligatorio o no declarar al importe de las rentas, la base imponible y liquidable y la deuda tributaria, se aplicarán, con carácter general, las reglas de tributación individual, sin que proceda (excepto en las reglas especiales comentadas a continuación) la elevación o multiplicación de los importes o límites en función del número de miembros de la unidad familiar.

Las rentas, de cada uno de los miembros de la unidad familiar, de cualquier tipo obtenidas se someterán a gravamen acumuladamente.

Todos los miembros de la unidad familiar están sometidos al impuesto conjunta y solidariamente, de manera que la deuda que resulte de la declaración podrá ser exigida en su totalidad a cualquiera de ellos.

En la declaración se aplican las mismas escalas de gravamen (general y autonómica o complementaria) que se aplican en la declaración individual, con excepción de aquellos casos expresamente previstos en la normativa del impuesto.

Para terminar, las partidas negativas de períodos anteriores que no hayan sido compensadas por los contribuyentes componentes de la unidad familiar pueden compensarse con arreglo a las normas generales del impuesto, con independencia de que provengan de una declaración anterior individual o conjunta.

Reglas especiales de la tributación conjunta

Existen unas reglas especiales de la tributación conjunta que tienes que tener en cuenta:

Las aportaciones a planes de pensiones se aplicarán individualmente por cada mutualista o partícipe integrado en la unidad familiar.

La cuantía del mínimo por contribuyente será de 5.550 euros anuales, dando igual el número de miembros que forman la unidad familiar. Pero, en la cuantificación por edad y discapacidad se valorarán las circunstancias personales de cada uno de los cónyuges.

Se reduce la base imponible a 3.400€ anuales por tributación conjunta en la modalidad de unidad familiar compuesta por matrimonios no separados legalmente.

Las familias compuestas por el padre o madre no casado, viudo o separado legalmente con los hijos menores, o mayores incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, que convivan con él o con ella, tendrán establecida una reducción de 2.150€ anuales (que no será aplicable si el contribuyente convive con el padre o la madre de alguno de los hijos de la unidad familiar).

Seguro que te interesa saber más sobre la declaración de la renta:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.