deduccion vivienda habitual para la declaracion de la renta

Deducción vivienda habitual en la declaración de la renta 2020 (IRPF 2019)

Llega la campaña para hacer la declaración de la renta 2020 (IRPF 2019) y en ella tienes que incluir la deducción de la vivienda habitual, aunque no es necesario en todos los cosas porque depende de factores que vamos a conocer de la mano de la abeja del ahorro.

Vas a conocer cómo deducir la vivienda sin importar si es una compra o alquiler en la Renta 2020 (IRPF 2019). ¡Acompáñanos!

Declaración vivienda habitual

La deducción por vivienda habitual es la que puedes desgravar por la compra de un piso, pero como requisito tiene que ser una vivienda en la que habita desde un plazo no superior a los 12 meses de haberla comprado. También se tiene que haber ocupado de forma efectiva durante un periodo de tres años como mínimo, siempre que no sucedan casos extraordinarios como el fallecimiento  del contribuyente, un traslado laboral, un matrimonio o una separación.

Pero la desgravación de la vivienda también corresponde para las declaraciones de pisos en alquiler, para el arrendador como para el inquilino, tanto por la rehabilitación y por el dinero que hayas depositado en las cuentas de la vivienda.

Requisitos para desgravar la vivienda habitual

Los requisitos que hay que cumplir para poder desgravar la vivienda habitual son los siguientes:

  • La vivienda tiene que constituir durante un periodo, como mínimo, de tres años desde su compra.
  • Tienes que habitar esa vivienda antes de los 12 meses desde la fecha de la adquisición de la misma o desde que terminó su construcción.
  • Una vez que vivas en tu casa tiene que ser con carácter permanente y durante tres años como mínimo, exceptuando causas justificadas.
  • Para las personas que están de alquiler solo pueden desgravar las casas alquiladas con fecha anterior al 1 de enero de 2016.

Otras deducciones aplicables a la vivienda habitual

También vas a poder desgravar tu vivienda si cumples los siguientes requisitos:

  • Cuando hay una adquisición y rehabilitación de una vivienda habitual nueva, siempre que la compra se haya producido antes del 1 de enero de 2013.
  • La construcción de una vivienda, siempre y cuando no dure la obra más de 4 años.
  • Las obras de rehabilitación que hayan sido determinadas por el ayuntamiento.
  • Dinero que hayas depositado en una cuenta ahorro vivienda.
  • Si has tenido que adecuar la casa por motivos de minusvalía.

Si cumples estos requisitos, cuando realices la declaración de la renta tendrás derecho a una deducción, la cual se aplica al pago de la vivienda y a los intereses derivados de ese pago, es decir, se hará efectiva mientras pagues la hipoteca.

Deducciones aplicables para la declaración 2020

Con los últimos cambios que se han ido realizando durante estos años, vamos a ver qué sucede con las viviendas adquiridas durante los años 2011 y 2013, y posterior ya que en estos últimos son los años en los que la ley se ha modificado.

Viviendas compradas antes de 2011

El Gobierno modificó la deducción por vivienda habitual con la nueva ley de economía sostenible, quiso impulsar la compra de casas y por ello, todas las personas que compraron sus viviendas hasta 2010 se benefician de la anterior deducción, esto no es aplicable a las personas que compraron a partir de enero de 2011.

Con esta reforma se contempla que la deducción habitual por vivienda sea en base a la renta de cada contribuyente, esto quiere decir que desaparece para las personas que tengan rentas que superen los 24.107 euros y se mantiene entera para las personas que tienen rentas menores a 17.700 euros. Pero con esto surgen dos supuestos a tener en cuenta:

  • Si una persona compró su vivienda habitual antes del 01/01/2011 tiene derecho a una deducción como máximo del 15% sobre los 9.015€ y ahí están incluidos los intereses y la amortización.
  • Si la persona compró su vivienda después del 01/01/2011 dependerá de la base imponible de su declaración de la renta y se pueden dar los siguientes 3 casos:
    • Si la base imponible es igual o inferior a 17.707,20€ al año y la base máxima de deducción es de 9.040€ al año.
    • Si la base imponible está en el intervalo de 17.707,20€ y 24.107,20€ al año, la base máxima será de 9.040€ menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20€ al año.
    • Si la base imponible es superior a 24.107,20 al año, pero en este caso no se puede aplicar la deducción por vivienda habitual.

Viviendas compradas antes de 2013

El Gobierno anunció en el 2013 por el IRPF 2012 que eliminaba el límite de 24.000€ fijado por Zapatero para deducir una vivienda. Desde entonces las personas tienen derecho a desgravar por la compra de su casa sin límites en función de su salario.

Los porcentajes a deducir quedan de la siguiente manera:

  • Un 15% sobre las cantidades aportadas con un límite máximo de 9.040 euros, que se traduce en una deducción máxima de 1.356 euros.
  • Tienes que incluir el capital amortizado, los intereses satisfechos y los gastos derivados de la financiación (por ejemplo al seguro de vida ligado a la hipoteca que el banco suele hacernos contratar).

Viviendas compradas después de 2013

En el año 2013, en enero, la Ley de Presupuestos Generales del Estado, elimina la posibilidad de desgravar la compra de una vivienda habitual (todas aquellas casas adquiridas después del 1 de enero de 2013), de esta manera, todas las personas que comprasteis una casa después de esa fecha ya no tenéis ese beneficio.

Muchos contribuyentes pierden el reclamar hasta 1.350€ cada año en ventajas fiscales, pero dentro de la norma puedes encontrar excepciones, por ejemplo, si la compra de la vivienda se cerró en 2012 se puede desgravar aunque los papales de compra-venta no se firmaran hasta el 2013.

De todas formas cada comunidad autónoma modula el porcentaje de deducción en vivienda habitual que podrán aplicar sus contribuyentes.

Queda también exenta de tributación la cantidad invertida en la compra de una vivienda nueva habitual, que proceda de la venta de otra vivienda siempre que no pasen más de dos años entre la venta del primer inmueble con la compra del segundo.

Deducción de una segunda vivienda

¿Qué ocurre si tienes una segunda vivienda? Si la has comprado para que sea tu vivienda habitual la deducción funciona de una manera diferente y no puedes aplicar la deducción como vivienda habitual hasta que la inversión supere las cantidades invertidas en la primera vivienda. No puedes deducir la casa de vacaciones.

Recuerda que las casas que se hayan comprado a partir del 01/01/2013 no se acogen a la deducción ya que se aplica la nueva legislatura.

Desgravar la vivienda de alquiler

Ahora nos centramos en las viviendas de alquiler, los arrendados no pueden desgravar pero sí lo puede hacer el arrendador (el que alquila la casa).

Pero también hay cambios, con la reforma fiscal de enero de 2015 solo se podrá desgravar el 50%, independientemente de la edad del arrendatario.

Los futuros nuevos inquilinos tienen que saber que el arrendatario puede deducirse el 10,05% de los importes con un máximo de 9.040€ para rentas que no superen los 17.707,20€ al año, a partir de ahí la deducción decrece.

Cuando vayas hacer la declaración de la renta en 2020, si tu contrato se firmó después del 01/01/2016 no se podrá desgravar.

Seguro que te interesa conocer más sobre la tributación del casero y el inquilino:

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.